No lo sabes

¿Sabes que todavía me pongo nervioso cuando me saludas? Me encanta que me digas hola. Seguro que no sabes que sonrío de verdad cuando escribo “jajajaja” y que me atonta cuando dices que te cuente algo para entretenerte. Me gusta que me sonrías y te acuerdes de mí a deshora.

Claro que no lo sabes. No tienes ni idea de que a veces me haces sentir especial.

Anuncios