Kamikaze ciclista

Es intensa la sensación de velocidad subido en la bici, pedaleando solo por la calle en la madrugada el domingo, alcanzando velocidades de vértigo para las estrechitas ruedasde la montura. En ese momento pareces el rey de la calle, hasta que se te ata el cordón de la zapatilla al pedal, y por un momento te ves en el suelo, tirado y sin ayuda. Entonces aprendes que la intensidad que mola puede no salirte barata, y que cada vez que te encisques con la burra no podrás de dejar de pensar que el golpe puede ser majo.

Una vez me pasó lo mismo con el amor. La sensación de velocidad la disfruté como nunca me había pasado, pero el miedo a caerme me azotaba todas las noches al dormir. Y eso era tan bueno como malo.

Me caí claro.

Quizá ahora por eso ahora en la bici llevo lucecitas, y casco, y bandas reflectantes. Todavía soy un poco kamikaze pero ahora ando con cuidado.

Anuncios

La ciencia no lo mide todo

Puedo entender cómo se desarrolla una planta, cómo nace una semilla, entiendo los sistemas de mimetizaje animal, y el cambio de color de los camaleones. Se reconocer la enfermedad en un hueso antediluviano y hasta conozco cómo estudiar tu ADN para saber si eres quien dice ser. Discutir sobre las posibilidades de la evolución y sus teorías es para mi un placer.

Lo que nunca seré capaz de entender es por qué un día te fuiste sin decir adiós, como las aves migratorias. Por qué te enfriaste  igual que las muestras en el hielo. La ciencia no puede medirlo todo, pero la hipótesis sugiere que quizá te guardaste algo que decir.

 

pic_headphone_165Do I Wanna Know– Arctic Monkeys