Suspenso

A veces, hagas lo que hagas, lo vas a hacer mal.

¿Acaso no te acuerdas de la universidad? Había una asignatura que te parecía interesante, su nombre sonaba bien, el contenido era mejor, y las prácticas de lo más entretenidas. Vamos, que estaba genial, hasta que llegaba el examen. Era entonces cuando veías las preguntas y te echabas a temblar, que qué hago yo aquí, que si esto no es lo mío, que por qué cogí esta asignatura…

Y suspendes. Vaya si suspendes.

En el último resquicio de esa cabeza que tienes sabías que iba a ser así, pero te dejaste llevar; todo iría bien hasta que llegara el examen, pero no el del profe, sino el de conciencia, ese que quizá debieras haber hecho cuando te estabas matriculando.

Así que esta vez toma algo más de apuntes y aprende, idiota, aprende, si es que puedes, pues sólo a las asignaturas no les importa que las suspendas, ellas esperan pacientemente a septiembre, todo lo contrario a las personas.

 

pic_headphone_165While my guitar gently weeps– The Beatles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s