¡tu-tum-pá!

Está claro que cada persona es diferente, cada uno entiende las cosas a su manera, y lo que lleva dentro, sus experiencias, su conocimiento, es lo que nos hace a cada uno exactamente eso, uno. Únicos.

Hace un tiempo participé en un proyecto que hoy ha visto la luz. Lo lidera un magnífico batería que tengo la suerte de conocer desde que éramos pequeños, en el cole, a día de hoy se le conoce como Deivhook. En dicho proyecto, cerca de sesenta baterías interpretamos la misma linea de bajo, a penas veinte segundos, como cada uno la siente.

Si os cansa-entiendo que la mayoría ni sois baterías o músicos- ya os advierto que estoy casi a la mitad del video, alrededor del minuto diez, pero os invito a que echéis un ojo, ¡y un oído! a algunos que tocan antes o después de mí, ya no porque hay verdaderos genios, sino porque advertiréis, precisamente, la diversidad de sentimientos que cada uno pone en esos mismos veinte segundos.

¡Disfrutad!

Bonus: Animo a la concurrencia a adivinar qué estilo baterístico es el que he usado en el vídeo, o en qué batería me he inspirado. ¡Podrá haber premio!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s