Confía en mi

No te fíes del pinchadiscos. Total, si te lo ligaste tú, otra podrá hacer lo mismo ¿no?

Mejor fíate de un cartero cuando le abra la puerta una desconocida, de un ejecutivo con su despacho y su secretaria o de un médico y sus compañeras en la guardia, por ejemplo. Fíate de cualquiera de esos, que esos nunca te van a engañar. Pero no te fíes del chavalito del escenario.

Ahora, no te olvides que ese chavalito, aunque tuviera una legión detrás, era el único que sabía que contigo a lado no lo hacía falta nada más para ganar cualquier batalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s