Su tic-tac

No he dormido bien esta noche y se que tu tampoco. Estaba cansado pero he comido techo. Creo que pensaba en ti.

Mírame, cuando soñaba contigo me despertaba con una sonrisa, pero cuando pienso en ti me cuesta dormir. Sorprendente contradicción. Ahora que estoy aquí a tu lado no me atrevo ni a tocarte. No lo entiendo. No me entiendo.

Me gusta pensar que será por el tiempo. Pero no el de estas lluvias que vienen y van, no, si no el del reloj de tu mesilla que, con su tic-tac, me dice que aún le queda cuerda para rato y que no se va a dejar cambiar por uno digital, que antes prefiere que lo guardes en el cajón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s